Lo reconozco, soy una sentimental

Lo reconozco, soy una sentimental

Lo reconozco soy una sentimental

Que sí, que sí, lo reconozco, soy una loca, una irracional y una fan incomprendida, llámame como quieras, yo lo reconozco abiertamente, soy una sentimental enamorada de una autocaravana.

Qué le voy a hacer, si soy de esas que habla de su autocaravana como si fuese su hija, si la mima y la consiente como a la que más.

Si soy la típica pedante que cuando sale alguna conversación, o sale en la televisión ese pueblo tan pintoresco y bonito en mitad de las montañas, con un río de aguas cristalinas al lado dice “Ahí hemos estado, con la autocaravana, ¿te acuerdas lo bien que lo pasamos? ” y la gente te mira raro, y tú piensas, pero si es de lo más normal ¿o no?

Y claro, es que has estado en tantos sitios, que no falla, conversación que sale, ahí vas tú a meter el moco contando que también estuviste allí.

Pues sí, no sé si cuando me dieron la tarjeta de inspección técnica de la autocaravana, me inocularon este virus maligno que me tiene atrapada, o quizás fue en aquella concentración de autocaravanas, donde todos eran tan simpáticos, y nos dieron ponche para beber, sí, sí, quizás fuese allí.

Lo único que sé, es que ya la gente me mira raro, que cuando voy en carretera ( y ya da igual si voy en autocaravana o en coche o en autobús) si veo una autocaravana o camper de frente, instintivamente, levanto la mano para saludar, y cuando me preguntan ¿los conoces? respondo no, ¡pero son autocaravanistas! Como si estuviésemos hechos de un material diferente.

O como cuando estás en tu ciudad y de pronto ves una autocaravana aparcada y sientes unos deseos irrefrenables de ir a saludarles, y es que somos muy de confraternizar.

O qué me dices de cuando sale en una serie, película o en el telediario una autocaravana, yo soy capaz de ponerme de pie y gritar ¡mira, mira una autocaravana!.

Y es que ya ves, somos así, unos locos enamorados.

Pero no puedo evitarlo, se me ponen los pelillos de los brazos como escarpias cuando llego a un área o un camping y está repleto de autocaravanas y camper, respiro hondo y pienso, ya estamos aquí, como si acabásemos de reencontrarnos con nuestra manada, como cuando Marco encuentra a su madre, pues así.

Y hablando y hablando, compartiendo toldo, cena, e incluso líquido del WC soy la mar de feliz, y qué le voy a hacer, si llevo el campismo en las venas, y lloro cada vez que aparco por unas semanas la autocaravana, y vuelvo a llorar de emoción cuando subo las provisiones para volver a viajar, lo reconozco soy una sentimental.

Pienso mientras saco la mano por la ventanilla, en la radio suena la voz ronca de Kenny Rogers y  veo la carretera pasar.

Pero ¿hay algo más chulo que sentirse parte de algo?

¿Ya nos sigues en nuestras redes sociales?

5 comentarios en “Lo reconozco, soy una sentimental

  1. Me siento reflejado! este mismo virus lo tengo yo desde que enganchamos por primera vez nuestra anterior caravana y ahora con la furgo me esta picando más fuerte. Ayer al salir de mi pueblo con la furgo me cruce con otra California y nos saludamos con una gran sonrisa… creo que este virus lo tenemos mucha gente y una vez te enganchas ya no hay salida 😉

    • Jajaja, como dice el Capitán de la autocaravana, una vez que te pica el alacrán, ya no hay solución 😉 pero ¿y lo felices que somos?

    • Jajaja, estamos seguros de que lo pasarás genial, aunque sabemos lo que es viajar sin la furgo o la auto y sin nuestros peludos, es como si nos faltase algo ¿verdad? Aún así, segurísimo que te encanta Lanzarote, es una tierra muy bella que no te dejará indiferente, y si ves que vas a echar mucho de menos todo esto…nos vamos por ti 😉 en serio, pásalo muy bien y disfruta sin medida, ¡nos vemos a la vuelta!

Deja un comentario

error: Contenido protegido
Leer entrada anterior
estimado alcalde concejal responsable del área de autocaravanas
Estimado alcalde/concejal responsable del área de autocaravanas

  Estimado alcalde/concejal encargado de la promoción, creación y mantenimiento del área de autocaravanas de su municipio: Quiero agradecerle desde aquí,...

Cerrar