buen copiloto en la autocaravana

Copiloto en la autocaravana, decálogo para ser imprescindible

buen copiloto en la autocaravana

Copiloto en la autocaravana o conductor, ese es el kit de la cuestión.

Lo sé, lo sé, no es lo mismo conducir que dejar que te lleven.

Igual eres de los míos, y vas tan feliz en el asiento del copiloto de la autocaravana, que no temes en absoluto tu seguridad, porque tienes fe ciega en el conductor.

O lo mismo, eres de los que se agarran con manos y dientes, hasta al salpicadero de la autocaravana, y temes cada maniobra.

El caso es que aquí cada uno tiene su función, y debemos estar seguros el uno del otro, y sobre todo, cooperar para que todo vaya como la seda.

Reconozco que cuando estamos en autovías aburridas, suelo sacar un libro, y ponerme a leer un rato, aunque siempre voy pendiente del conductor.

Tanto si necesita alguna indicación en un cruce, el mapa, gafas de sol, cambiar la música o la emisora …incluso un rato de charla.

Pero eso sí, cuando llegamos a las salidas, cruces, aparcamientos, el papel del copiloto es mucho más activo y requiere de trabajo en equipo.

Así que, he pensado que podría elaborar el decálogo de las 10 reglas básicas del buen copiloto en la autocaravana.

10 reglas básicas para ser un buen copiloto en la autocaravana

1. Mantén la calma en todo momento: habrá momentos tensos, como errores en la conducción, equivocaciones en la ruta, o incluso algún error más grave, pero ten en cuenta que el conductor asume todo esto, y lo que necesita es atención, y calma en la conducción, de nada sirve que le grites por haberse equivocado, es peligroso y no va a arreglar nada.

Intenta buscar una alternativas, y mantente sosegado. El conductor te lo agradecerá. Después en parado ya habrá tiempo de hablarlo.

2. Procura estar alerta: aunque vayas mirando el paisaje, leyendo o mirando el móvil, haz un descanso activo, por si en un momento dado, el conductor precisa de tu ayuda.

Estate pendiente a las necesidades del conductor, y el resto de pasajeros, observa si necesita indicaciones de la ruta, si los pasajeros necesitan parar, o si en el siguiente cruce no tiene mucha visibilidad y requiere de ti.

A veces viajamos con niños, perros o gatos, y estos necesitan atención, la cual el conductor no puede darles, por tanto, ve pendiente de que el viaje de los más pequeños sea agradable, vayan entretenidos, y sobre todo con las correctas medidas de seguridad en todo momento.

3. Disponible para tomar el mando de la situación si es necesario, si sabes conducir, en ocasiones el conductor necesitará que le releves, o si pactáis una serie de kilómetros cada uno, o incluso por indisposición, y debes coger tú los mandos de la autocaravana.

4. Sé consciente de que no todos conducimos igual: es posible que la persona que está manejando la autocaravana, tenga ciertas manías que no te gusten, frenar bruscamente, tocar repetidamente la palanca de cambios, o el freno de mano, ten paciencia, cada uno tenemos nuestros tics y debemos respetarlos.

5. No es buen momento para que le digas lo mal que hace ciertas cosas: es mejor que dejes para luego las clases de conducción, ten en cuenta que conducir requiere concentración plena, y más si hablamos de un vehículo que sobrepasa las 3 toneladas de peso, mejor deja esas clases magistrales de conducción para cuando esteis parados. 

6. Ayúdale a maniobrar: tanto si necesita que le indiques cómo aparcar, o si precisa saber si podrá pasar por esa zona algo estrecha, no está de más que si es seguro hacerlo bajes del vehículo y le ayudes desde fuera, nosotros muchas veces cuando vamos a aparcar, o vamos a pasar por una zona estrecha, si mi seguridad no corre peligro, bajo y le indico desde fuera, para evitar dar en alguna rama que no vemos desde dentro, o ese bordillo traicionero que no has visto.

7. Tú serás sus manos: si necesita cambiar de emisora, o buscar las gafas de sol, o incluso corregir la ruta del GPS, tú debes ser quien haga todo esto, él/ella no puede apartar la vista de la carretera, mientras que el copiloto de la autocaravana puede ir echándole una mano en todo esto.

8.  Conviértete en el mejor conversador : a veces conducir puede resultar aburrido, sobre todo si vas por una autovía de esas en las que apenas hay tráfico, así que solidarízate con el  conductor ,y saca un buen tema de conversación, pero tampoco te pases de profundo/a para no distraerla/e.

9. No te duermas : entiendo que a veces nos turnamos para conducir, y mientras uno conduce el copiloto en la autocaravana descansa, si lo pactamos así, sobre todo cuando la ruta va a ser muy larga, pero si no vas a conducir, sé solidario/a con la persona que conduce, y mantente alerta por si te necesita.

10. Ten paciencia : quien tiene boca se equivoca, y quien conduce también 😉 sé paciente, y no pierdas los nervios, todos nos equivocamos, así que no seas duro/a y procura contar hasta diez, y pensar que tú también en algún momento has metido la pata, además tampoco pasa nada, siempre hay algún cambio sentido cerca.

Ahora es tu turno, ¿conduces o eres el copiloto en la autocaravana? ¿cuál es esa manía que tienes al conducir, o qué no soportas cuando vas de copiloto en la autocaravana?

Deja un comentario

error: Contenido protegido
Leer entrada anterior
autocaravana capuchina
Autocaravana capuchina ventajas e inconvenientes

Aunque soy algo fanática de la autocaravana capuchina, te quiero contar las ventajas e inconvenientes que tienen esta clase de...

Cerrar